Capitanes generales y capitanías generales en el siglo XVIII

Francisco Andújar Castillo

Resumen

Al finalizar la Guerra de Sucesión la monarquía borbónica implantó un nuevo modelo de organización territorial, a cuya cabeza se situaron los Capitanes Generales. Sin embargo no fue un modelo uniforme sino dual. El estudio prosopográfico sobre la totalidad de los militares que estuvieron al frente de Capitanías, demuestra que durante el siglo XVIII hubo dos Capitanías Generales –Cataluña y Valencia– que tuvieron características específicas que las diferenciaron de las demás: oficiales de la más alta graduación –capitán general de los ejércitos– de alto rango aristocrático, con una proporción importante de extranjeros y consideradas como la cima de una carrera político-militar. En ellas los Capitanes Generales tuvieron competencias militares y también de gobierno, en su calidad de presidentes de las respectivas Audiencias, circunstancia que también se produjo en los casos de Aragón, Galicia, Mallorca y Canarias. En el resto de los territorios de la monarquía los Capitanes Generales tuvieron exclusivamente mando militar, aunque este concepto debe entenderse en un sentido muy amplio. En cuanto al ejercicio de la función se estudian las competencias conferidas a los Capitanes Generales, sobre todo en materia militar, así como los numerosos conflictos de jurisdicción que se suscitaron frente a Audiencias e Intendencias.

Palabras clave

Siglo XVIII; España; Capitanes generales; Ejército; Prosopografía

Texto completo:

PDF (858,15 kB) Estadísticas


DOI: https://doi.org/10.14198/RHM2004.22.10





Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.